En la Mirada Política cuestionan: “¿hasta cuándo Veracruz?”

Mirada Política

Por Fernando Vázquez Nájera*

“Veracruz, pedacito de patria que sabe sufrir y cantar”

En la reunión del Gabinete de Seguridad realizada el miércoles 28 de agosto a las seis de la mañana, el presidente López Obrador fue informado de lo acontecido la noche anterior, cuando un grupo delincuencial entró al bar “El caballo blanco”, en Coatzacoalcos, Veracruz, y prendió fuego al lugar con clientes y trabajadores dentro, causando la muerte inmediata a 17 de ellos. El presidente confirmó lo que minutos antes ya informaba a los medios el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, sin evidencia alguna, que se había identificado a una persona que participó en la matanza y culpó al Fiscal local, Jorge Winckler, de ser el responsable de haber dejado en libertad, un par de meses antes, al sujeto señalado como Ricardo N, alías “La loca”.

Contra toda presunción de inocencia, el Gobernador de Veracruz realizó imputaciones a un sujeto sin ninguna prueba o evidencia, lo que constituye una falta al debido proceso jurídico. Acusó sin prueba alguna. Tan es cierto lo anterior, que la Fiscalía General de la República, quien atrajo el caso, negó tener indicios que muestren la participación de Ricardo N la noche de los hechos, anulando la afirmación realizada por el gobernador.

El objetivo real de Cuitláhuac García fue utilizar el multihomicidio en Coatzacoalcos para ir tras Jorge Winckler, el incómodo titular de la Fiscalía del estado, electo por el Congreso local el 30 de diciembre de 2016, para un periodo de 9 años; de quien necesitaba sacudirse por tratarse de una persona cercana al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares. Dicho objetivo se cumplió el 3 de septiembre, cuando la Comisión Permanente del Congreso de Veracruz aprobó incluir un punto de acuerdo donde se indica que Jorge Winckler carecía del control de confianza actualizado, por lo que votó la remoción temporal del funcionario y eligió, de inmediato, a la Directora Jurídica de la Secretaría de Gobierno como encargada de despacho.

Hoy son 31 las personas muertas producto de ese acto inhumano y en extremo violento ocurrido en Coatzacoalcos. El 19 de abril pasado, en el vecino municipio de Minatitlán, fueron asesinadas 16 personas en una palapa mientras se realizaba una fiesta de cumpleaños, cuando criminales buscaban a la administradora de un bar cercano. ¿Cuándo asumirá Cuitláhuac García su responsabilidad de proteger la vida de sus gobernados? ¿Cuándo dejará de poner pretextos y culpar a otros de sus propias incapacidades? ¿Cuándo Veracruz dejará de ser ese rinconcito donde hacen su nido políticos rapaces, otros incapaces y también criminales sanguinarios?

* Analista político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *