El mejor se llama Carlos Vela por Roberto Acevedo

Butaca Alta

Por Roberto Acevedo Acosta

El mejor se llama Carlos Vela

Ciudad de México.–En una visita corta por Los Ángeles, California. Una ciudad de millones de habitantes, hay algo que sobresale cuando uno transita por sus autopistas (freeways) y es la imagen del mexicano Carlos Vela, quien es visto en repetidas ocasiones a lo largo de la red de carreteras de la urbe californiana.

Su equipo LAFC (Los Ángeles Football Club) no se ha guardado nada a la hora de promocionar a su jugador estrella quien a una  terminó la fase regular con 34 goles, el récord en un campeonato de la MLS, dejando atrás al venezolano Josef Martínez, quien defiende los colores del Atlanta United y tenía la anterior marca con 31 anotaciones.

Lo de Carlos Vela es espectacular, a pesar de que sus críticos lo señalen que el nivel de MLS no está a la altura de Europa, con lo cual intentan demeritar lo hecho por el mexicano.

Pero yo les digo que en cualquier liga del mundo hacer 34 goles en una sola temporada es para voltear a ver a ese jugador diferente y créalo que si de eso se trata, Vela es un jugador atípico.

Al parecer ya muchos olvidaron que Carlos Vela fue el héroe de aquella selección mexicana, histórica por conseguir el primer campeonato del mundo para un equipo azteca en cualquier categoría, logro obtenido en el ya lejano 2005 en el Mundial Sub 17 tras vencer a Brasil 3-0.

Posteriormente, y después de un paso fallido en el Arsenal de Inglaterra, recala en la Real Sociedad de San Sebastián, en donde pasa sus mejores años de futbolista teniendo como compañero a una de las figuras del Barcelona, el francés Antoine Griezmann.

En España, ya maduro empieza a destacar la calidad del jugador, siendo llamado a la selección azteca pero un castigo, el cual nunca se aclaró porqué, hizo que renunciara al tricolor en su mejor momento por lo cual no asistió al Mundial de Brasil.

Posteriormente se hizo la labor de convencimiento y regresó para Rusia 2018 y su participación fue aceptable. Siendo para muchos el mejor jugador de México en ese evento.

Una vez finalizada su etapa con la Real Sociedad su destino fue la MLS donde ha brillado con luz propia al grado que una lesión de Luis Suárez del Barcelona, motivó una serie de especulaciones que lo colocaban ya en el cuadro azulgrana.  A lo cual recientemente digo que le hubiera gustado esa experiencia.

Pero Carlos Vela es diferente. Hace no mucho renunció a la selección mexicana argumentando que era tiempo de darle su lugar a las nuevas generaciones. Una razón válida pero a mi parecer fueron otras las razones. Tal vez se cansó de las formas en que se lleva a la combinando azteca.

Lo paradójico es que al renunciar al tricolor y al irse a la MLS, muchos lo daban de salida del fútbol, pero su calidad se impuso al grado que en la baraja de jugadores internacionales mexicanos Vela aparece en el primer lugar, por encima de los “europeos”.

Carlos Vela es sumamente honesto, un día se atrevió a decir que el fútbol era su trabajo pero no su pasión. Lo cual le generó un sinfín de críticas, mismas que se fueron callando cuando vieron que era un obrero del fútbol que hace tan bien lo que hace que no importa que no sea su pasión.

Sin duda Carlos Vela es un jugador aparte. Hoy por hoy, el mejor azteca en la cancha, sería genial que reconsidere regresar a la selección nacional, de hacerlo el ataque mexicano sería letal. ¿Se imaginan a Vela, Hirving Lozano y Raúl Jiménez, juntos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *