Busca la Cámara de Diputados Regular Comercio Electrónico

No son más impuestos, aclara Ramírez Cuéllar

(Redacción DM) El Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Alfonso Ramírez Cuéllar insistió en la necesidad de ampliar la base tributaria, en este caso con el comercio electrónico, no sin antes negar, que se trate de nuevos impuestos.

Al iniciar la Consulta sobre el Plan Nacional de Desarrollo (PND) y la Regulación del Comercio Electrónico, el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena) afirmó que es necesario ordenar la estructura tributaria de esa actividad económica, que crece sin precedentes y cuya regulación fiscal y laboral es muy compleja.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, indicó que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Grupo de los 20 (G-20) han reconocido la necesidad de mejorar su regulación y debaten sobre el establecimiento permanente de las empresas, el lugar donde se ubican y obtienen su fuente de valor, que “en este caso, está muy difuso”.

Aclaró que no se trata de crear nuevos impuestos, ni de aumentar las tasas, sino de ordenar el actual esquema tributario del país. “El comercio electrónico forma parte del esfuerzo que a partir de septiembre realizará la Cámara de Diputados en ese sentido”.

“Está pendiente la normatividad de las plataformas digitales. El objetivo del foro es tomar en cuenta los debates en G20 y OCDE. Asumir experiencias de América Latina y Europa para conocer los avances, tropiezos, limitaciones, obstáculos y aciertos que han tenido en los primeros pasos para regular el comercio electrónico”.

Mencionó que se han dado avances significativos, como la modificación del Código Fiscal para evitar disposiciones de “compensación universal” que permitían que empresas incurrieran en faltas. También, el presidente renunció a la facultad de condonación de impuestos y se han establecido mecanismos de retención de IVA e ISR a socios de algunas plataformas, agregó.

Por su parte, el diputado Javier Salinas Narváez (Morena) comentó que en el tema del comercio digital, sobre todo de las grandes trasnacionales, se considera que hay un gasto fiscal considerable y significa un grave problema de inequidad tributaria frente a las empresas que sí pagan impuestos. “Hay un problema de competencia desleal frente a los competidores nacionales y, consecuentemente, genera grandes distorsiones económicas en el mercado”.

Aclaró que éste es un problema de dimensión global, no sólo local, por lo que se requiere una estrategia internacional y multilateral. Mencionó que la OCDE ha hecho el esfuerzo para evitar la erosión de la base gravable en el ISR y esta discusión no ha concluido, por lo que diversos países han empezado a actuar de manera individual, por lo que presentó una iniciativa con el objetivo de gravar con renta a empresas trasnacionales con una plataforma grande.

En su oportunidad, El diputado Reginaldo Sandoval Flores (PT) expresó su interés por conocer el tamaño de la economía digital en México en términos de transacción comercial y lo que el gobierno deja de cobrar en ISR e IVA.

Del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Gabriela Ríos Granados, dijo que el Plan Nacional de Desarrollo indica que no se van a crear más impuestos y se eliminarán las condonaciones generalizadas y las amnistías. Anunció que se celebra porque da buenas señales al no perdonar a deudores de impuestos, porque éste es un incentivo que desalienta a los contribuyentes cumplidos.

Hay empresas multinacionales colocadas en el país por su baja tasa impositiva, que es de 12 punto por ciento del impuesto sobre sociedades y se le suman todos los incentivos fiscales que se dan para innovación tecnológica.

José Antonio Parra, subdirector de la Industria del Software en la Dirección General de Innovación, Servicios y Comercio Interior de la Subsecretaría de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía indicó que el país debe aprovechar las ventajas que abre el comercio electrónico.

Destacó que el Tratado Comercial con Estados Unidos y Canadá establece que debe haber un marco jurídico para promover la confianza del consumidor y evitar barreras innecesarias al comercio; eliminar obstáculos injustificados al comercio electrónico y garantizar un entorno en línea seguro para consumidores; desarrollar la economía digital a través del buen uso de las tecnologías de la información y el desarrollo de productos innovadores que se generen en el país, mediante un esquema legal que fomente operaciones electrónicas.

-o-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *