Rebatinga en el Senado por Consulta; Debaten 5 Horas

Rebatinga en el Senado por Consulta; Debaten 5 Horas

 #AsíNoAMLO señala el PAN

EL PRD defiende Texcoco

El PT compara a AMLO con Juárez

(Redacción DM) Por más de 5 horas, y entre descalificaciones, el Senado de la República debatió la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, producto del resultado de la Consulta Ciudadana realizada por el equipo del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

A petición del coordinador del grupo parlamentario del PAN, Damián Zepeda, para modificar el orden del día, en la Cámara Alta 33 oradores debatieron sobre la legalidad de la consulta y la afectación económica que acarreará la decisión de cancelar el proyecto aeroportuario en Texcoco.

La Consulta Ciudadana sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México fue ilegal y hecha a modo, coincidieron senadores de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y Movimiento Ciudadano.

En el Pleno del Senado de la República, legisladores de todos los partidos se expresaron a favor de los ejercicios democráticos y la democracia directa, sin embargo, señalaron que éstos deben hacerse apegados a derecho y en cumplimiento de las leyes existentes en la materia.

El senador Damián Zepeda, coordinador de la fracción parlamentaria del PAN, sostuvo que es inadmisible aceptar los resultados de la “mal llamada consulta ciudadana”, porque no es representativa y se encuentra fuera de toda legalidad.

“Desgraciadamente se confirmó lo que veníamos diciendo, la consulta resultó una vacilada, una tomadura de pelo, un ejercicio de manipulación política de Andrés Manuel López Obrador, que cancela un proyecto necesario para México y envía al mundo un mensaje de incertidumbre jurídica y económica”, señaló

Es preocupante, dijo, que el objetivo final de esta farsa sea establecer, de aquí en adelante, la manipulación política como mecanismo para tomar decisiones de fuerte impacto para el país, pues

parece que el presidente electo está más preocupado por imponer su voluntad que por hacer las cosas correctas que necesita México.

Durante su intervención, compañeros panistas se manifestaron al lado de su coordinador con pancartas en las que se leía: “No a las ocurrencias como forma de gobierno #AsíNoAMLO”, “No a la manipulación”.

Juan Zepeda, del PRD, reconoció que la opción de Texcoco era la mejor para la zona oriente del Estado de México, debido al desarrollo, oportunidades y la cantidad de empleos que generaría a los municipios de Nezahualcóyotl, Ecatepec, Chimalhuacán, etcétera.

Celebró la realización de la consulta sobre el proyecto del NAIM por ser un ejercicio democrático, pero subrayó que a pesar de ser un ejercicio ciudadano no fue apegada a la legalidad, por lo que se pronunció porque la decisión de cancelar su construcción en Texcoco no sea definitiva y el Presidente Electo rectifique basado en las ventajas y beneficios que ofrece.

Mientras que los legisladores morenistas defendieron una y otra vez el ejercicio democrático convocado por el Presidente electo, y acusaron a los senadores panistas y priistas de obstaculizar la participación ciudadana durante sus administraciones.

Además, aseguraron que el anuncio de la cancelación no genera ninguna crisis económica ni de desconfianza en las inversiones extranjeras, ya que, por el contrario, se busca acabar con viejas prácticas de corrupción en la asignación de obra pública.

“Es contra los corruptos, contra la asignación de obra pública o moches”, sostuvo Germán Martínez al participar a favor de la consulta.

El coordinador del Partido del Trabajo, Alejandro González Yáñez, calificó la realización de la consulta como el primer triunfo de la democracia participativa, “fue el acierto de octubre, lo voy a decir con toda precisión, así como Juárez se atrevió a separar el Clero del Estado, ahora viene la separación del poder económico del poder político”.

“Pasamos de la mano invisible del mercado a la mano visible del Estado, del nuevo Estado democrático conducido por nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador”, resaltó.

No les vamos a aceptar que ofendan a más de un millón de mexicanos diciéndoles

Por su parte, el senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza se manifestó a favor de la consulta, pero no de la forma en que se llevó a cabo, pues dijo, el Presidente electo cuenta con la mayoría necesaria para realizar las reformas legislativas que le dieran un sustento legal a este ejercicio democrático.

“Un millón de personas participaron, no se puede regatear eso, y decir que es ilegal -perdón- pero es una insensatez. No es un tema de ilegalidad, es un tema de fuerza política. Lo que yo subrayó es que teniendo en nuestras manos los instrumentos para hacer de eso el ejercicio de un derecho y no de una voluntad política, no lo hemos hecho”, lamentó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *