Ofrece Estado Mexicano Disculpa Pública a Padres de Jóvenes del Tec Asesinados por la Sedena

Hace 9 años, militares en labores policíacas los confundieron con sicarios

(Redacción DM) Después de nueve años, el Estado Mexicano ofreció una disculpa pública a los padres de los jóvenes, Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, alumnos del Tecnológico de Monterrey, campus Nuevo León que fueron abatidos por elementos del Ejército.

El 19 de marzo de 2010, los militares los confundieron con integrantes del crimen organizado.

Este martes, Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, a nombre del Estado Mexicano fue la encargada de ofrecer la disculpa pública a los deudos.

Durante el acto, aseveró que en la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), contiene evidencias para determinar el uso arbitrario de la fuerza por parte de elementos del Ejército.

Añadió que en esta nueva etapa que vive México, la defensa y la promoción de los Derechos Humanos es una prioridad.

Subrayó que, tanto en la política interior como en la exterior, se debe garantizar el derecho a la memoria, el derecho a la verdad y el derecho a la Justicia.

“A nombre del Estado Mexicano les ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos en el marco del uso excesivo de la fuerza, por el que fueron privados de la vida sus hijos, por los elementos del Ejército México”, les dijo a los padres de las víctimas.

Por su parte, Raúl González Pérez, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, ante los padres de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, dijo que se pudo acreditar que los jóvenes, no eran miembros de la delincuencia organizada como sostuvo la Secretaría de la Defensa Nacional.

Añadió que “que el lugar de los hechos fue modificado y les fueron depositadas armas con el propósito de alterar la escena de los hechos y representar que eran miembros de la delincuencia organizada y no estudiantes”.

El Ombudsman aseveró: “no eran sicarios, eran estudiantes de posgrado, eran estudiantes de excelencia”.

“Es claro que una disculpa no constituye en la reparación integral del daño que causó la actuación indebida de los servidores públicos de la Sedena, la entonces Procuraduría General de la República y el gobierno del estado de Nuevo León, pero reivindica sus nombres y plantea el compromiso de las autoridades en el sentido de que actividades similares no se repitan”, destacó González Pérez.

En el emotivo evento, estuvieron, Rosa Elvia Mercado y Lorenzo Media Salazar, padres de Jorge Antonio y; Aidé Verdugo Villalobos y Aurelio Javier Arredondo, padres de Javier Francisco.

-o-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *