Continúan Nombramientos en CDMX, Tocó a la PGJ

Con Visto Bueno de AMLO va Ernestina Godoy a la Procu

(Redacción DM) Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno electa, presentó a Ernestina Godoy Ramos como la próxima titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, que se transformará en Fiscalía General.

La exdiputada local de Morena dejó la coordinación del Congreso de la Ciudad de México y a partir del 5 de diciembre estará al frente de la Procuraduría, por lo menos por los siguientes 6 meses.

La futura Jefa de Gobierno aclaró que, en tanto no se termine el proceso de transición de la Procuraduría a la Fiscalía General -como lo manda la Constitución Política de la capital-, dicho nombramiento aún debe ser aprobado por el presidente. Por eso, dijo que el tabasqueño ya dio su consentimiento.

No obstante, adelantó que plantearán en el Congreso local que la formación del Consejo Ciudadano, el límite para la transición a la Fiscalía y el nombramiento “puedan aplazarse porque son tiempos muy cortos”.

La exdelegada en Tlalpan presentó a Ernestina Godoy como “una mujer honesta y preparada. Tiene una historia de una gran honestidad y compromiso con la ciudadanía y eso es fundamental para quien va a procurar la justicia en la Ciudad de México”.

En conferencia de prensa, Godoy presentó la Estrategia de Seguridad, Paz y Justicia para la Ciudad de México, basada en cinco ejes, entre ellos, erradicar la corrupción y fomentar la profesionalización de servidores públicos

Aseguró que, según su diagnóstico, la Procuraduría General de Justicia local (PGJ-CDMX) no tiene credibilidad.

“Encontramos que la percepción de la ciudadanía es que la justicia en esta ciudad no es ni pronta ni gratuita, que es burocrática, ineficiente, con corrupción y que fomenta la revictimización. Por eso se denuncia poco, porque no hay confianza en la institución”, dijo.

Y destacó la baja eficiencia de la Policía de Investigación y los Ministerios Públicos hace que siete de cada 10 homicidios dolosos quedan impunes. Además, comentó que 2018 cerrará con 50 mil delitos más que en 2012. Y la gravedad aumenta si se considera la cifra negra de que sólo seis de cada 100 delitos son denunciados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *