La 4T da la espalda a calificadoras económicas; tiene su propio análisis

Rechazan Ejecutivo y Legislativo evaluación de Fitch Ratings a Pemex

Calificación de Fitch no refleja las acciones emprendidas para combatir el robo de combustibles: Mario Delgado

(Redacción DM) Por separado, tanto el Ejecutivo como el Legislativo, rechazaron la calificación crediticia de Fitch Ratings a Petróleo Mexicanos, por considerar que no considera los esfuerzo por combatir la corrupción en la paraestatal.

Por la mañana, el presidente López Obrador, dijo que la calificadora no es un juez infalible y que nunca tomó en cuenta la corrupción del gobierno, ni su nulo crecimiento.

Por su parte, el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, consideró que calificadoras como Fitch Ratings deben tener una evaluación “más integral” sobre Petróleos Mexicanos (Pemex) y contemplar acciones como el combate al robo de combustible y a la corrupción.

Durante la rueda de prensa matutina y a pregunta expresa sobre la calificación, el Jefe del Ejecutivo contestó: “sí nos importa, pero no son jueces que sean infalibles los técnicos de las calificadoras y tenemos el derecho disentir”.

Añadió: “vamos bien, ellos no están considerando una serie de factores que para nosotros son fundamentales. Bueno, lo que nunca consideraron que el principal problema de México es la corrupción”.

López Obrador, insistió en su propio análisis, “eso no lo toman en cuenta. Nunca han hecho la cuenta de cuánto se pierde, cuánto se deja de crecer por la corrupción. Ni siquiera consideran que el poco crecimiento que ha habido o el nulo crecimiento económico en 30 años se debe a la corrupción. No está en sus esquemas, no lo toman en cuenta”.

Mario Delgado, comentó por separado “Pemex va a estar mejor en el mediano plazo porque se va a erradicar la corrupción, se tendrán finanzas más sanas, se recuperará su capacidad de producción. Y porque también el gobierno está aceptando empezar a modificar el esquema fiscal, lo cual haría ver una perspectiva completamente diferente a la que elaboró Fitch Ratings, el día de ayer”, señaló.

Delgado Carrillo aseguró que las acciones emprendidas por el Gobierno federal buscan detener el deterioro al que ha estado sometido esta empresa desde la reforma energética. “En los últimos años lo que habíamos visto es una descapitalización, no una inversión directa en capital como lo está haciendo ahora el gobierno de la República”.

La agencia internacional redujo la calificación crediticia de Pemex a ‘BBB-‘ desde ‘BBB+’. Además, mantuvo la perspectiva en negativa, lo que implica una nueva baja de la nota.

El coordinador parlamentario aseguró que se recibió a la empresa petrolera “más endeudada del mundo, con 106 mil millones de dólares”, de los cuales más de 50 mil millones de dólares se adquirieron en la administración pasada, y con niveles de corrupción insospechados.

Expuso que hay una agenda “muy clara” del gobierno mexicano respecto a Pemex, como combatir la corrupción; y el robo de combustibles que, oficialmente, representa alrededor de 70 mil millones de pesos, lo que sin duda “mejoraría la posición financiera de Pemex”.

Detalló que hay más de 36 mil millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 para la capitalización de la empresa, además de “un programa muy ambicioso de inversión para recuperar la plataforma de producción, que finalmente esto es lo que le va a dar viabilidad a Pemex en el mediano plazo”.

Informó que en días recientes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) envió “una señal muy buena” de revisar la situación de la empresa, porque la enorme carga fiscal que tiene que darle Pemex al gobierno, no la deja avanzar en materia de inversión en nuevos proyectos de exploración y producción.

“Creo que las calificadoras sí tienen que hacer un esfuerzo en cambiar la metodología de evaluación, porque hay muchas cosas que están cambiando. Me pregunto ¿qué hubiera tenido qué hacer el gobierno para mantener la calificación de Fitch?, seguir endeudándose, no combatir el huachicol, no hacer una inversión en capital, no mejorar su régimen fiscal y no combatir la corrupción”.

Si el Gobierno Federal “hubiera sido omiso, se hubiera abstenido de tomar esas acciones, hubiéramos obtenido esa calificación. Pues yo creo que es preferible empezar la ruta de la transformación en Pemex para que en el mediano plazo estemos mejor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *