En la Mirada Política de Fernando Vázquez: “La Revocación de Mandato”

Mirada Política

Por Fernando Vázquez Nájera*

La Revocación de Mandato

La promesa de campaña de AMLO respecto a la revocación de mandato fue que no habría que esperar al término del mandato para “sacar” a un mal gobernante, y para eso él se sometería a la opinión de la ciudadanía a la mitad de su periodo. En el fondo lo que López Obrador quería era estar de algún modo en la boleta de la elección de 2021 para apoyar a los candidatos de MORENA. Eso no sucederá porque el bloque opositor cerró filas para no dejar pasar esta reforma a la Constitución, por lo menos no en estos términos.

El día de mañana, el Pleno del Senado de la República discutirá y votará modificaciones sustantivas a la minuta enviada por la Cámara de Diputados referente a la Revocación de Mandato. No será como Andrés Manuel López Obrador quería que fuera: a propuesta de él, sucediendo el mismo día que las elecciones federales, siendo más un refrendo a su gobierno que un cuestionamiento al mismo, pero sobre todo no será una concesión grácil del gobernante sino lo que es en todo el mundo, el derecho ciudadano de poner a consideración del electorado la conclusión anticipado del mandato de un gobernante.

Si se aprueban los cambios acordados en el Senado, la revocación de mandato ocurrirá a petición de las ciudadanas y ciudadanos que así lo soliciten, siempre y cuando estén avalados al menos por el tres por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores, esto equivale en números cerrados a 2,700,000 de empadronados y podrá solicitarse una sola vez después de concluido el tercer año del periodo constitucional. Para que sea válida deberá participar por lo menos el cuarenta por ciento de la misma lista nominal, es decir, 36, 000, 000 de electores, y por supuesto que gane la opción NO continuidad del gobernante.

Repito, esto no es lo quería AMLO originalmente, pero MORENA y sus aliados no tienen mayoría en el Senado para una reforma a la Constitución, por eso fue preciso negociar muchos cambios al dictamen aprobado en la Cámara de Diputados donde MORENA sí puede hacer este tipo de reformas. Además, en el dictamen que se votará se ataja el plan B de AMLO al prohibir en forma expresa que convoquen consultas populares para poner a consideración de la ciudadanía la permanencia o continuidad en el cargo de los servidores públicos, como ocurrió de manera burda e ilegal este fin de semana en Baja California con el caso Bonilla.

En el discurso, la mayoría de los partidos políticos está a favor de la figura de revocación de mandato, de hecho, con distintas modalidades ya existe en varios estados del país y cada partido presentó en el Congreso su propia propuesta. Veremos si se concreta este acuerdo político y se incluye o no en la Constitución la figura de Revocación de Mandato.

* Analista Político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.