En Butaca Alta, Roberto Acevedo escribe. “¡El fútbol Mexicano Está Manchado!”

Butaca Alta

Por Roberto Acevedo Acosta

¡El fútbol Mexicano Está Manchado!

Pocas veces se ponen de manera tan clara y evidente los problemas de la Federación Mexicana de Fútbol y la Liga Mx como pasó la semana pasada cuando dos eventos mancharon la imagen de los aztecas a nivel mundial.

En el primero se exhibió la gran desunión que existe entre los jugadores que teniendo una oportunidad histórica prefirieron mirar para otro lado y hacer una ridícula protesta; que fue coronada con la poca solidaridad del equipo campeón del fútbol mexicano: Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, quienes prefirieron poner su interés por delante que apoyar la causa del equipo Veracruz.

Cómo todos saben el equipo de los Tiburones Rojos del Veracruz es un sin fin de problemas y hace no mucho se dio a conocer que el dueño Fidel Kuri les debía muchos meses de sueldo a los jugadores por lo que los propios futbolistas habían acordado en un principio no presentarse al partido que tenían en contra de los Tigres como protesta por la situación que atraviesan.

En una semana cargada de dimes y diretes finalmente se presentaron en la cancha y ante la incertidumbre de cuál iba a ser su postura se dio el silbatazo inicial del juego en el puerto jarocho.

En un principio se habló que iban a parar tres minutos del juego como protesta por la falta de pagos y ante la mirada incrédula de los aficionados el Veracruz que pagaron por ver un partido,  una vez comenzando el encuentro los escualos  no tocaron el balón al igual que el equipo de Tigres, pero no habían pasado ni un minuto cuando los jugadores del equipo de Monterrey empezaron a tocar la pelota mientras su adversarios no hacían nada y así fue como en menos de cuatro minutos los Tigres anotaron dos goles.

La imagen le dio la vuelta al mundo. Mientras los jugadores de Veracruz estaban parados, los de Tigres anotaron dos veces.

Una vergüenza lo que hizo Tigres porque que más daba parar tres minutos. El punto era mostrar apoyo a sus compañeros de profesión. En otros partidos de la Liga Mx también pararon un minuto. Solo el América no tuvo el gesto de parar ni un solo segundo en su partido ante el Necaxa.

Lo ideal hubiera sido parar la liga, pero fue en México. Y lo que brilló fue el hecho de que en el país azteca no existe una unión entre los propios futbolistas. Pueden pisotear sus derechos y nadie va hacer nada relevante.

En Colombia esta semana la liga se va a parar como protesta por las condiciones labores que hay en la nación cafetalera.

En México los jugadores son cobardes porque ante las cámaras hablan de unión, pero en los hechos no hacen nada y tal vez eso se deba al poder de los equipos que ante amenazas sutiles los ponen entre la espada y la pared y cuando eso pasa los futbolistas prefieren ponerse del lado de los equipos. Que triste. Tuvieron una oportunidad de oro y la dejaron pasar.

El segundo hecho lamentable fue la golpiza que se dio entre aficionados del San Luis, filial del Atlético de Madrid y el equipo de Querétaro.

Por quien no lo sepa estas dos ciudades pertenecen a estados vecinos por lo cual antes del partido ya había la alerta de alta peligrosidad por la rivalidad que existe entre ambas instituciones, pero alguien en la Liga Mx se le olvidó verificar los protocolos de seguridad y el resultado fue una golpiza en las gradas entre las barras de ambos equipos lo que obligó a mucha gente a saltarse a la cancha, mientras el partido seguía. Muy mal la Liga Mx. Se está en espera de sanciones ejemplares, pero hasta hoy nada de nada.

Cómo podrán ver al fútbol mexicano no le ha ido nada bien y por lo pronto para mucha gente es un fútbol manchado de muchas ineptitudes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *