Bernardo Bátiz, Verónica De Gyves y Gertz Manero, la Terna

Comparecen ante Comisiones del Senado Candidatos de AMLO a Fiscalía

(Redacción DM) En sesión extraordinaria, el Pleno del Senado ecibió la terna enviada por el Presidente de la República con los nombres de Bernardo Bátiz, Verónica De Gyves y Alejandro Gertz Manero, quienes comparecieron ayer mismo ante la Comisión de Justicia para el cargo de Fiscal General de la República.

Bernardo Bátiz se comprometió a que en caso de ser electo, en la Fiscalía no habrá ni enemigos políticos ni amigos políticos, con plenitud de la aplicación de justicia. “Vamos a ser una Fiscalía que sirva a la comunidad, a la justicia y a la verdad”.

 

Al exponer su plan de trabajo, Bátiz Vázquez señaló que una característica indispensable a rescatar es el carácter de buena fe que se ha ido perdiendo paulatinamente, y con ello vino el descredito y la desconfianza de la sociedad en la impartición de justicia.

 

“La buena fe, dijo, no se va a obtener con declaraciones. Hay que demostrar en los hechos y en la actuación diaria de la función, que se merece ese calificativo. La Fiscalía quedará liquidada porque se desprestigió, al ser utilizada de forma indebida para perseguir enemigos o apoyar amigos”, apuntó.

 

Y sostuvo que en la nueva institución, la defensa de los derechos humanos será el eje conductor de trabajo, además de atender de forma prioritaria a los grupos vulnerables: marginados, incapacitados, menores de edad, mujeres, periodistas, persecución política.

 

Bátiz Vázquez destacó el carácter autónomo con que operará la institución. Y aseveró que en su paso por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal nunca recibió ni indicaciones, ni encomiendas, ni mucho menos órdenes de quienes estaba entonces en la jefatura de Gobierno.

 

En su turno, Eva Verónica De Gyves dijo que con ella al frente de la Fiscalía, la autonomía de la institución está garantizada, porque está acostumbrada a resolver y tomar decisiones sin injerencia de ningún tipo.

 

Señaló que su principal reto será obtener la confianza de la población, utilizando las atribuciones otorgadas en la ley. Planteó revisar en qué se equivocó la extinta Procuraduría General de la República y diagnosticar los retos y obstáculos que tuvo.

 

Entre los principales problemas a resolver del sistema de procuración de justicia, De Gyves destacó el rezago y las deficiencias en la integración de los expedientes o carpetas de investigación. “Ambos dan pauta a que se compruebe que no hay preparación suficiente del personal o que hay corrupción, lo que se traduce en impunidad”, detalló.

 

Para resolver las deficiencias, planteó intensificar la formación de personal para que sea altamente responsable y profesional, y que sus objetivos sean cumplir y esclarecer los hechos, proteger al inocente y que el culpable no quede impune.

 

Propuso establecer unidades regionales y especializadas de la Fiscalía General de la República para atender el fenómeno delincuencial, con base en las características particulares de cada región del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *