Aspirante favorita se desmarca de Morena

Comparecen Candidatos a Ministros de la Corte

(Redacción DM) Este lunes comparecieron ante el Senado de la República los candidatos de la terna propuesta por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para ocupar el lugar que deja vacante el ministro José Ramón Cossío Díaz en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La maestra Loretta Ortiz Ahlf se comprometió a impulsar desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una política de tolerancia cero ante la corrupción, el tráfico de influencias y el nepotismo, en todos los niveles del Poder Judicial y de la Administración Pública. Es considerada de las favoritas por su origen en Morena partido político.

Se defendió, y señaló que “nuestro cuerpo constitucional no contempla la militancia política como un impedimento para la elección de jueces” y que prejuzgar la idoneidad de una candidatura, dejando de lado los méritos, cualidades profesionales, integridad de la aspirante, no sólo implicaría un alto grado de discrecionalidad, sino que configuraría una violación a derechos humanos.

Sin embargo, precisó que “en señal de mi compromiso con la alta responsabilidad e investidura que esto significa y en el ánimo de despejar cualquier duda sobre la posibilidad efectiva de mi participación independiente, he presentado hoy mi renuncia formal al partido Morena”.

Por su parte, el Doctor en derecho José Luis González Alcántara Carrancá aseguró que es imperativo un replanteamiento de la función judicial y dejar a un lado esquemas excesivamente tecnificados y poco transparentes, para abrir paso a un modelo incluyente, capaz de percibir de manera empática las necesidades de los justiciables.

La legitimidad del Poder Judicial, cuyos miembros no han sido elegidos directamente por el pueblo, deriva de su capacidad para generar consensos y aceptación por medio de sus resoluciones, refirió.

“Esta dimensión incluyente forma, en mi concepto, la piedra angular de lo que podríamos definir como una política judicial, entendida como el plan de acción institucional que emprenden los tribunales, y especialmente la Suprema Corte para contribuir al debate nacional e impactar en la vida sociopolítica de la Nación”, comentó.

Un verdadero juez constitucional no puede esconderse detrás de un tecnicismo para negar justicia. Tampoco puede, valiéndose de recursos retóricos, imponer su visión política particular en un caso determinado, dijo.

Determinó que aún hay un enorme trecho para alcanzar la Nación incluyente, “donde seamos capaces de articular y valorar las diferencias que nos definen como individuos, pero nos fortalecen como comunidad”.

Señaló que el nuevo integrante de la SCJN enfrentará un nuevo reto: Consolidar para la posteridad, de manera definitiva, los enormes cambios experimentados en la estructura constitucional, especialmente en la defensa de los derechos humanos.

Por otro lado, los alcances de la Guardia Nacional, la prisión preventiva y las remuneraciones de los servidores públicos fueron los temas que senadores de la República analizaron con Celia Maya García, integrante de la terna que presentó el Ejecutivo Federal para ocupar una vacante en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Al comparecer ante la Comisión de Justicia, Maya García reconoció que la seguridad pública es una de las principales demandas de los mexicanos, pero consideró que la Guardia Nacional debe estar dirigida por un mando civil y no estar sometida al poder militar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *