Alerta Banco de México Sobre Riesgos en el Crecimiento Económico Nacional

Necesaria una estrategia macroeconómica sólida y prudente, dice su Titular en reunión con senadores

(Redacción DM) El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, alertó que existen riesgos para el crecimiento económico relacionados con factores internos y externos, por lo que se requiere una estrategia de desarrollo a mediano y largo plazo, políticas macroeconómicas estables y capaces de soportar vaivenes.

Al reunirse con senadores, Díaz de León señaló que para enfrentar los riesgos se requiere mantener una estrategia macroeconómica sólida y prudente, así como contar con una estructura monetaria, buscando mantener una inflación baja y estable, finanzas e instituciones financieras sólidas, capaces de resistir volatilidad y choques económicos.

Además, complementar lo anterior con elementos que propicien confianza y certidumbre, mayor productividad, uso de nuevas tecnologías, proveer certeza jurídica, promover flujos de inversión y competencia económica.

El gobernador de Banxico mencionó que ha habido una desaceleración en el crecimiento, el tercer y cuarto trimestre de 2018 en servicios, además de un relativo estancamiento en la parte industrial como resultado de la reducción de volumen de petróleo.

Precisó que las cifras más recientes muestran que el consumo en general ha mantenido una expansión. A pesar de estas cifras prematuras, la economía cuenta con un soporte importante en las remesas, que alcanzaron más de 30 mil millones de dólares en 2018, detalló.

“La información más reciente muestra cierta desaceleración pero aún es prematuro anticipar cuál es su tendencia”, indicó.

Respecto del crecimiento económico, expertos y analistas consultados por el banco central, señalan que entre los riesgos para el crecimiento están la inseguridad pública, incertidumbre de política interna, corrupción e impunidad. Además, un bajo crecimiento, ligado con la inflación y política monetaria.

En cuanto a las condiciones económicas internas, enlistó un alto porcentaje a la política monetaria interna, riesgos sobre la plataforma de producción petrolera, la ausencia de cambio estructural y la debilidad de mercado interno. Estos son algunos de los elementos que gravitan en sentido adverso sobre la actividad económica, reiteró.

Díaz de León resaltó la importancia de hacer un esfuerzo para que de manera continua la economía siempre ofrezca una atractiva alternativa de inversión, que sea un destino de inversión sostenido.

Recordó que el pronóstico de crecimiento para 2019 se sitúa entre 1.1 y 2.1 por ciento, y para el próximo año entre 1.7 y 2.7 por ciento, con una inflación de tres por ciento al primer semestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *