Nueva Estructura en la Administración Pública a partir del 1 de Diciembre

Después del Primero de Diciembre la Cirugía Mayor a la Administración Pública

(Redacción DM) MORENA plantea una nueva reestructuración de la Administración Pública Federal, donde la Oficina de Presidencia y de Hacienda tengan mayores atribuciones y le quita responsabilidad a Gobernación.

El coordinador de la fracción parlamentaria, Mario Delgado Carrillo, aseguró que esta reforma responde a la nueva arquitectura del gobierno que se propondrá a partir del primero de diciembre, y “tiene como objetivo contar con un gobierno más eficiente, austero, transparente y cercano a la gente”.

Mediante una iniciativa que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, se busca actualizar su estructura y funcionamiento, y crear la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Se establece que la Secretaría de Gobernación esté enfocada a la política interior, al diálogo democrático e institucional y la atención integral de las víctimas.

Mientras que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) tendrá como función eficientar el gasto público; y se propone desaparecer las oficialías mayores de las dependencias, con la finalidad de tener en la de Hacienda una Oficialía Mayor Única, que determine compras consolidadas y manejo del censo de los distintos programas para evitar y detectar duplicidades.

Además, la SHCP sería la encargada de garantizar que los apoyos sociales lleguen de manera directa y sin intermediarios a los beneficiarios. En tanto, la Secretaría de Desarrollo Social cambiaría su nombre por la de Bienestar, y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales incluirá un enfoque del derecho humano al agua.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural deberá garantizar y promover la seguridad alimentaria; se fusionan Liconsa y Diconsa para crear un nuevo organismo denominado Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex)

De igual modo, la Secretaría de la Función Pública tendrá la tarea de garantizar la austeridad y el combate a la corrupción. Los titulares de los Órganos Internos de Control de dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, estarán bajo su cargo y podrán ser removidos por el titular de esta dependencia.

En tanto que con la creación de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se busca reorientar la política de seguridad y combate a la delincuencia; esta nueva dependencia tendía el mando de la Policía Federal y se le facultaría para hacer actividades de investigación; presidir el Consejo Nacional de Seguridad Pública; supervisar y tener bajo su adscripción el Centro Nacional de Inteligencia, así como lanzar el Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia.

También se propone reformar a la Secretaría de Salud para garantizar a la población que no cuenta con seguridad social, acceso oportuno y gratuito a servicios médicos y medicamentos.

La propuesta, turnada a las comisiones unidas de Gobernación y Población y de Seguridad Pública, plantea que la Oficina de la Presidencia concentre la política de comunicación social de la nueva administración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *