La Herencia de los Desaparecidos, Más Grave que la Corrupción e Impunidad: Gobierno Mexicano

Reinstalan el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas; Buscan a 40 mil

(Redacción DM) 40 mil personas desaparecidas y 26 mil cuerpos sin reconocer son la peor herencia que tiene el nuevo gobierno, “más grave que la corrupción e impunidad”, aseguró Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración a nombre del Gobierno Mexicano.

Durante la reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, Encinas Rodríguez informó que a partir de hoy el gobierno redoblará esfuerzos para buscar a los desaparecidos e identificar los cuerpos para responder a las demandas de verdad y de justicia de la población.

Para ello, dijo se deberá garantizar el registro nacional de personas desaparecidas, el banco nacional de datos forenses, y el registro nacional de fallecidas no reclamadas ni identificadas; así como contar con un registro administrativo de detenciones, con el banco nacional de datos forenses, el registro nacional de fosas y establecer un protocolo homologado de búsqueda en toda la República.

El subsecretario aseguró que aunque el trabajo y la ruta a seguir para atender este problema nacional son intensos, no se parte de cero, primero se emitió la convocatoria para elegir a la titular de la Comisión de Búsqueda, y en el país ya existen 13 comisiones locales operando.

También en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador puntualizó el compromiso de su administración con la búsqueda de personas desaparecidas, producto de la violencia generada en administraciones pasadas, para lo cual, dijo, no se escatimarán recursos.

Informó que ya se despliega una intensa labor de búsqueda de los desaparecidos, y que todos los ahorros que está logrando el Gobierno de México en lujos y dispendios, se usarán para esta labor.

Reiteró que esta situación es el saldo, es el resultado, y es el fruto podrido de la política económica neoliberal que se impuso durante 36 años en México, y lo más doloroso, la herencia que más lastima dejada por esa política económica neoliberal.

Asimismo, se comprometió a que se realizará dentro de tres meses otra reunión para evaluar los avances en esta materia, además de enfatizar que en esta administración no se enfrentará el problema de la inseguridad y la violencia con el uso de la fuerza.

“Ese es un acuerdo, no usar la fuerza, no se puede enfrentar la violencia con la violencia, el mal se tiene enfrentar haciendo el bien”, expresó el presidente de México.

De manera que, dijo, se tomarán las acciones necesarias para no volver jamás “a esos años de sufrimiento y de dolor, cuando de manera irresponsable se tomó la decisión de declarar la guerra a un problema que surgió básicamente por la falta de crecimiento económico, de empleo; se optó, de manera irresponsable por pegarle un garrotazo a lo tonto al avispero”.

Hizo hincapié en que el Estado mexicano no va a actuar con arbitrariedades, “no vamos a violar derechos humanos; hubo un tiempo en que el principal violador de los derechos humanos era el Estado; eso se terminó”, al tiempo que aseguró que nunca dará la orden a las fuerzas armadas para reprimir o atentar contra el pueblo.

Asimismo, agregó que en las tareas de seguridad para los ciudadanos es muy importante la creación de la Guardia Nacional y abundó que se tiene el compromiso del Ejército y la Marina de respetar los derechos humanos, e incluso ésta es ya una materia básica en los colegios de formación de estas instituciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *