Va Barbosa por segunda ocasión por la gubernatura “Me canso ganso que vamos a arrasar”, arenga

Arrancan campañas en Puebla

Decenas de operadores de tierra que antes dieron triunfos a PAN y PRI se sumaron este domingo al ex senador

(Por Álvaro Ramírez V) Por doquier que se mirara, se podía reconocer a los operadores de tierra que en el pasado dieron triunfos lo mismo al PRI que al PAN, mezclándose con los fundadores del morenismo en Puebla. Este domingo, todos se sumaron ya públicamente a Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta, el abanderado de la colación Juntos Haremos Historia en Puebla (Morena, PT y PVEM), va por segunda ocasión por la gubernatura; “por su segundo triunfo” dice su gente, ahora en un proceso extraordinario.

Los neomorenistas ahora llenando de lisonjas al oriundo de San Sebastián Zinacatepec y los puros todavía despotricando contra los “oportunistas”.

A casi un año de los días más amargos de Puebla -entre la elección de Estado de 2018 y el fraude que se consumó en diciembre- y luego incluso de la indeseable tragedia, el ex senador de la República comenzó nuevamente su ruta hacia Casa Puebla, en el Centro Expositor de la zona de Los Fuertes.

Con una convocatoria de más de 15 mil seguidores y la cúpula casi completa de los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM), quienes cobijan ahora la coalición y su candidatura, Barbosa presagió el resultado de la cita con las urnas del próximo 2 de junio: “me canso ganso que vamos a arrasar”.

****

Desde muy temprano en el Salón Puebla del Centro Expositor se habían dispuesto 10 mil sillas para los asistentes.

En el muro posterior, movible, había ocultas tres mil sillas más, por si había necesidad. La hubo, pero por las prisas, cuando el acto comenzó cerca de las 13:00 horas, fue imposible la ampliación del aforo y los pasillos se colmaron de seguidores.

Antes del arranque de campaña de Barbosa, cuando apenas los organizadores ocupaban algunos lugares, una de las primeras en llegar fue la ex diputada ex perredista Socorro Quezada Tiempo.

-¿A qué cargo vas en el gobierno? -fue la pregunta.

-A ninguno. Yo no me hago chaquetas mentales. Vine a apoyar. Me voy a sentar hasta atrás -respondió la ex legisladora quien lleva “toda la vida” trabajando con el también ex diputado federal y, efectivamente, tomó su lugar, discreta hasta la butaca del final.

Alrededor del recinto que se ubica en la zona histórica de Los Fuertes, hacia las 11:00 horas, comenzaba a llegar la gente en nutridas oleadas.

Unos 40 camiones, apenas transportando a unos mil 600 seguidores, se estacionaron alrededor. El resto llegó por sus medios, hasta sumar, los, alrededor de, 15 mil que acompañaron al abanderado de Juntos Haremos Historia en Puebla.

Dentro, una batucada acompañaba un aparentemente improvisado “Me canso ganso”. Amenizaban bailables, justo cuando apareció en escena Barbosa, acompañado, como es costumbre, por su esposa, María del Rosario Orozco Caballero.

Para ella tuvo palabras de cariño el candidato en su alocución, justo antes de anunciar que su gobierno tendrá un gabinete paritario “50 por ciento hombres y 50 por ciento mujeres; vamos a hacer un gabinete donde se cree la Secretaría de Igualdad Sustantiva de Género”, junto con muchos otros cambios que configurarán una reingeniería de la administración pública estatal.

****

A pesar del cansancio de escuchar a más de una decena de oradores, el acto fue colorido: además de bailables y música, hubo rituales prehispánicos de purificación y la constante presencia de alusiones a los pueblos originarios, incluso en el discurso de Luis Miguel Gerónimo.

De los oradores, uno de los más aplaudidos fue el controversial José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña, ahora nuevamente diputado federal del PT, quien en su participación se refirió siempre al caso Puebla en primera persona y fue el único que mencionó por su nombre al fallecido ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, para recordar la etapa del autoritarismo en la entidad.

“Ganamos ya en 2018”, dijo sobre el triunfo de Barbosa el pasado 1 de julio… “nos hicieron fraude”, “sufrimos, dijimos, hicimos”, se refirió siempre a Puebla en primera persona, como si él también fuera poblano.

Entre los oradores, desentonó el delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena en Puebla, Mario Bracamonte González, quien arengó usando el nombre del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a pesar de que el mismo tabasqueño advirtió que no se puede hacer campaña ni pedir el voto sobre él.

Incuso, coreó y provocó que los asistentes corearan el nombre del primer mandatario.

La falla de Bracamonte debió remendarla más tarde Luis Miguel Barbosa Huerta, al asegurar que no se puede usar el nombre del mandatario en temas electorales.

De ahí la inconfundible referencia que, en cambio, utilizó él para presagiar que ratificaran en las papeletas del 2 de julio, la ventaja que hoy las encuestas le dan de más de 35 puntos: “me canso ganso que vamos a arrasar”.

****

Sin mencionarlos directamente, Barbosa Huerta se refirió a sus adversarios del PRI, Francisco Alberto Jiménez Merino, y de los partidos Acción Nacional (PAN), Movimiento Ciudadano (MC) y de la Revolución Democrática (PRD), Enrique Cárdenas Sánchez, a quienes conminó a realizar una contienda de altura, sin caer en la tentación de campañas negras.

A los dos les ofreció respeto, casi como colofón de su discurso, para luego dejar en el uso de la palabra a la presidenta del CEN de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz.

Ella cerró el acto, mientras la gente comenzaba a irse; tuvo que pedir a los cientos de convidados al templete -entre ellos el coordinador de los diputados federales morenistas, Mario Delgado Carrillo- a no levantarse de sus asientos.

En un discurso que se advirtió bien sopesado con antelación, calculado para tocar fibras sensibles, Polevnsky resaltó que “Miguel Barbosa convoca a todos a la unidad, al trabajo y eso es lo que queremos… El partido va a trabajar del brazo de Barbosa, estoy aquí como siempre lo he estado y aquí vamos a seguir. No voy a estar codo con codo, voy a estar corazón con corazón”.

****

Casi tres horas después de la convocatoria, el Salón Puebla del Centro Expositor se vació con la certeza de que Barbosa ganará… otra vez.

Sus seguidores, muchos que antes operaron para el priísmo y el panismo, alistan el trabajo para el morenista.

La meta no es el triunfo. Hoy la meta es arrasar. “Me canso ganso”, ya prometió Barbosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *