Senado/ En México, uno de cada 20 menores de cinco años padece obesidad

Legislativo Nacional Últimas noticias

En la Cámara Alta, buscan promover una alimentación saludable en todas las escuelas del país

(Especial)

Las escuelas se han convertido en fábricas de obesidad y mal nutrición, debido a la clase de alimentos que ofrecen a los alumnos, aseguró la senadora Eva Eugenia Galaz Caletti, de Morena. 

Por ello, a través de un punto de acuerdo, la legisladora busca exhortar a la Secretaría de Salud y a la Secretaría de Educación Pública, para que promuevan la alimentación saludable en todos los centros escolares del país. 

“Si durante los primeros años de vida los niños consumen una dieta equilibrada, será más fácil que después cumplan con las normas de una alimentación sana para su vida adulta, lo que ayudaría a evitar trastornos alimenticios como el sobrepeso, la obesidad y la desnutrición”, expresó en el documento. 

Refirió que el consumo de comida de bajo valor nutricional, por infantes y adolescentes, ocurre desde los planteles educativos, ya que los sitios instalados a la salida de escuelas o en alrededores venden refrescos, botanas, dulces, paletas, chicharrones, helados y una amplia gama de alimentos similares que abonan al desarrollo de obesidad y desnutrición. 

Apuntó que de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el sobrepeso y la obesidad en México son un problema que se presenta desde la primera infancia. 

De igual forma, señaló que al menos uno de cada 20 menores de cinco años padece obesidad, lo que favorece el sobrepeso durante el resto de su vida y los pone en riesgo de sufrir enfermedades circulatorias, del corazón y de los riñones, diabetes, entre otras. 

México, advirtió, se encuentra entre los primeros lugares en obesidad infantil en el mundo, por el alto consumo de alimentos procesados, que son muy fáciles de adquirir por su amplia distribución, bajo costo y su promoción en medios masivos. 

Este tipo de alimentación -agregó-, impide a los alumnos crecer, desarrollarse, protegerse de las enfermedades y tener la energía para estudiar, aprender y ser físicamente activos. 

Por ello, puntualizó, los programas y políticas escolares holísticos y coherentes son clave para lograr los derechos humanos de los niños a la alimentación, la educación y la salud. El punto de acuerdo se encuentra inscrito en la Gaceta Parlamentaria del día miércoles 14 de diciembre. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.