Reforma que se Discute en San Lázaro a la Medida del Presidente en Turno: PAN

Debilita la democracia; urge acabar con la sobrerrepresentación, dice Romero Hicks

(Redacción DM) El Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados, observa que en la reforma electoral que se está integrando, se debilita la democracia, ya que se está haciendo a la “medida del presidente en turno”.

Consideró que se busca debilitar a los partidos políticos, favorecer las consultas a “mano alzada” y desaparecer a los Organismos Públicos Local (OPLs), así lo manifestó, Juan Carlos Romero Hicks, líder de los blanquiazules en San Lázaro.

Para su partido es más importante, establecer la segunda vuelta electoral y la votación electrónica, entre otras medidas para fortalecer la democracia.

Destacó que en la reforma electoral que se discute es necesario preservar la proporcionalidad para que nadie esté sobrerrepresentado.

El panista destacó la importancia de implementar una reforma electoral que dé certeza y tranquilidad a los mexicanos y que “no sea hecha a la medida” del presidente en turno.

“El país requiere una reforma electoral a la medida de la democracia, no del presidente en turno. Una reforma sin dedicatoria o beneficiarios directos, pero sí a favor de los ciudadanos”, advirtió Romero Hicks en un mensaje a medios dado a conocer ayer domingo.

Urge, sentenció, una reforma que busque mejorar y ampliar la democracia y no abaratarla con consultas a mano alzada, la desaparición de los Organismos Públicos Local (OPLs), el debilitamiento de los partidos o el retorno del control de la información ciudadana a la Secretaría de Gobernación (Segob).

Cualquier cambio electoral, lejos de debilitar al Instituto Nacional Electoral (INE) o desmantelar la estructura creada por las OPLEs, debe fortalecer a las instituciones, alentando la existencia de contrapesos al poder y la autonomía de gestión, añadió el líder de los panistas en el congreso.

Aseveró que para una eventual reforma electoral hay que rescatar temas que son básicos para un verdadero avance democrático en México, como analizar la viabilidad de la segunda vuelta en los procesos electorales o poner en marcha el sistema de votación electrónica.

Juan Carlos Romero, explicó que se vuelve fundamental preservar la proporcionalidad para que nadie esté sobrerrepresentado o subrepresentado.

La clave es que el porcentaje de votación de un partido se traduzca en su peso en la Cámara no como hoy que Morena obtuvo el 41 por ciento de los votos en la elección de 2018 y cuenta con 54.4 por ciento de las curules de San Lázaro, dijo.

Asimismo, para Romero Hicks es necesario reglamentar las coaliciones, para impedir que casos como el del PES que, aunque haya desaparecido al no alcanzar el 3 por ciento de los votos, cuenten con el 6 por ciento de las diputaciones gracias a la coalición de la que formó parte.

También, dijo, se tendría que descartar la instauración de la democracia plebiscitaria por la que, a través de la mano alzada o la tergiversación de la consulta popular prevista en la ley, se pase por encima de las instituciones destinadas a aplicar cualquier ajuste.

No se puede minar la autonomía del INE, de las OPLEs o los partidos políticos pretextando ahorros que además de no ser reales en la práctica, pueden conseguirse en otras instancias sin vulnerar los contrapesos y la acción opositora. Mantener al INE con siete consejeros es un ejemplo de lo que puede economizarse, abundó.

“México ha demostrado a lo largo del tiempo que puede avanzar en el ejercicio político de sus ciudadanos y la exigencia a los gobernantes y servidores públicos. Por lo mismo no es válido regresar a lo más autoritario del pasado que tanto trabajo ha costado hacer a un lado”, finalizó el coordinador panista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *