PUNTALES: Ahorro de los trabajadores en la mira de la 4T

Divisa Nacional Últimas noticias

Suman más de 6.8 billones de pesos

Monreal, el garante de los ahorros

Tasas e inflación, mayor incertidumbre

Todos a la marcha

Agustín Vargas *

En 1997, México decidió reformar el esquema de pensiones de los trabajadores con lo que pasó   del sistema tradicional de reparto a  un sistema público de capitalización de cuentas  individuales gestionado por las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore).

Este cambio trajo consigo beneficios tangibles para los trabajadores, entre ellos el derecho de propiedad; es decir, el trabajador es único dueño de su cuenta de ahorro para el retiro, el cual es heredable en su totalidad. Además de que por primera vez el trabajador está en el centro de las decisiones sobre su ahorro para el retiro.

Para 80% de los trabajadores del sector formal, estos recursos representan su principal patrimonio y es su único vínculo con el sistema financiero.

Al cierre de septiembre pasado, de acuerdo con datos de la Consar que preside Ivan Pliego Moreno,  los ahorros de los trabajadores sumaron más de 6.8 billones de pesos, cifra que representa casi 20% del PIB. Estos recursos son 15% del total de activos del sistema financiero y, por primera vez, en su historia, México cuenta con un acervo creciente de ahorro de largo plazo.

Para nadie es un secreto que los multimillonarios recursos que desde hace 25 años se han acumulado en el sistema de pensiones y que administran las Afores, son una tentación por los gobierno en turno y los ven como un verdadero botín que quisieran saquear para cubrir sus faltantes presupuestales o despilfarrarlos financiando proyectos improductivos y ocurrencias.

El gobierno del señor López Obrador no es la excepción y ello ha quedado de manifiesto en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación y en la reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que realizaron los secuaces del presidente de la República en la Cámara de Diputados.

Durante su sesión del pasado 4 de noviembre, la mayoría legislativa encabezada por los diputados de Morena aprobó el dictamen que adiciona la fracción V Bis al artículo 21 Bis y un último párrafo al artículo 23 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Con estos cambios, se establece que tratándose del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) podrá realizar aportaciones adicionales consistentes en activos financieros.

Se estipula que en caso de que durante el ejercicio fiscal correspondiente se presente un ahorro o economías presupuestarias en el costo financiero de la deuda del gobierno federal, se podrán efectuar las adecuaciones presupuestarias compensadas correspondientes para destinarlas al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, conforme lo determine la secretaría.

Para diversos analistas, estas modificaciones legales representan la posibilidad de que el gobierno utilice los recursos de los ahorros de los trabajadores depositados en las Afores, reservas del IMSS, ISSSTE, Infonavit y otros fondos de pensiones privados.

De inmediato la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a cargo de Rogelio Ramírez de la O., negó que dichos fondos vayan a utilizarse para fortalecer el gasto público.  Aunque ya se ha visto en este sexenio que la negación es sinónimo de lo contrario.

Monreal, el garante

Ante la polémica suscitada por la reforma aprobada en la Cámara de Diputados para que el gobierno pueda realizar aportaciones adicionales al Fondo de Estabilización, Ricardo Monreal Avila, y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República, adelantó que ese órgano legislativo hará una revisión puntual de la minuta enviada desde San Lázaro.

La reforma a Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria tendrá que darle luz verde también el Senado para que entre en vigor, pero lo que ya es un hecho es que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, presidida por el diputado Erasmo González Robledo (Morena), aprobó el dictamen con Proyecto de Decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio fiscal 2023, el cual contempla un gasto neto total por 8 billones 299 mil 647 millones 800 mil pesos.

Con 31 votos a favor, 24 en contra y ninguna abstención, se validó el documento que señala que en términos del artículo 17 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para el presente ejercicio fiscal se prevé un déficit presupuestario de un billón 134 mil 140 millones 700 mil pesos.

Justo en el tema de déficit es donde encaja la polémica sobre el futuro y destino del ahorro de los trabajadores, pues si en este sexenio han desaparecido varios fideicomisos con todo y recursos, así como fondos de ahorro que estaban destinados a la atención de necesidades sociales y de salud, para ser utilizados por el gobierno lopezobradorista para el financiamiento de sus ineficientes obras emblemáticas, nadie en su sano juicio no dudaría ni tantito que la gavilla de la 4T está tramando saquear esos fondos para seguir financiando necedades y ocurrencias del señor de Palacio.

El asunto, por supuesto, es más serio de lo que parece, pues se trata nada menos que del ahorro para el retiro de los trabajadores. Tan es así que el rebelde líder de la bancada de Morena en el Senado ya salió al quite y en una intentona más por subir en las encuestas como precandidato presidencial de su partido, enfrentándose con el único y verdadero dueño de Morena, o sea el señor AMLO, garantizó la integridad de los ahorros privados de todos los mexicanos. ¿Será que sí?

Tasas e inflación, incertidumbre

En México, el mercado de tasas de interés se presionó por la decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) de incrementar una vez más su tasa de interés.

Esta semana se publica el dato de inflación para todo el mes de octubre y el Banco de México emitirá su comunicado mensual sobre política monetaria. Se anticipa que el Banxico suba la tasa de referencia en 75 puntos base, para ubicarla en 10%.

Será importante conocer el panorama de Banxico sobre sus expectativas de inflación, sobre todo para el 2023. El consenso de analistas prácticamente ha subido un punto la estimación de inflación de 4.0% a 5.0% en 2023, lo que implicaría que la tasa de referencia podría alcanzar el 11.0% en el primer trimestre del año próximo y no necesariamente ser el final del ciclo de restricción monetaria.

Con esta perspectiva sobre el futuro de la política monetaria y la inflación, sin duda el panorama económico de México reflejará mayor incertidumbre.

Todos a la marcha

La marcha convocada para el próximo domingo 13 de noviembre de 2022 es en defensa del Instituto Nacional Electoral, cuyo destino está en poder de la mayoría legislativa de Morena y socios en el Congreso de la Unión. “El INE No Se Toca”, es la consigna de la marcha nacional prevista para ese día.

El INE No Se Toca”, porque es el garante de la democracia mexicana que mucho ha costado al pueblo de México construir y que ahora el único y mayor oligarca de ese país quiere destruir. Acudamos a la marcha este domingo 13 en defensa del INE.

Síganos en www.habitatmx.com

Escríbanos también a avargas@habitatmx.com

*Periodista, director de la Revista Hábitat Mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.