Puebla Va por Lugar como Potencia Agroalimentaria

 En este 2020, se han invertido 214 mdp en 85 municipios, dijo Ana Laura Altamirano, titular de la SDR

(Álvaro Ramírez V.) El morenista Miguel Barbosa Huerta ofreció desde el inicio de su mandato, el pasado 1 de agosto de 2019, que “Puebla será una potencia agroalimentaria”. Y se lo tomó en serio el gobernador.

Apenas entre enero y lo que va de febrero de este 2020, su gobierno invirtió 214.9 millones de pesos para su estrategia de “Recuperación del Campo Poblano”, específicamente para apoyo a los productores de las regiones de Chalchicomula de Sesma, Tepexi de Rodríguez, Libres, Tepeaca, Acatzingo, Tecamachalco, Quimixtlán, Huehuetla, Teziutlán y Zacapoaxtla.

La cifra sumada, desde el comienzo de esta administración, alcanza ya ‭654.6‬ millones de pesos, según desglosó la titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR); Ana Laura Altamirano Pérez, en su comparecencia ante diputados locales, el pasado 28 de enero.
A este paso, el barbosismos habrá cuadruplicado, a finales de este 2020, la inversión histórica, en concurrencia entre recursos estatales y del gobierno de la República, en el sector agropecuario de la entidad.
Hasta donde llegan la memoria y los archivos presupuestales, cuando más se invirtió en el campo poblano, antes de la caída del priísmo en la entidad, se aplicaron en promedio 260 millones de pesos al campo durante todo un año, en fomento directo.
En el llamado morenovallismo, los productores agropecuarios de la entidad sufrieron una severa recesión. “Se abandonó al campo”, acusaron organizaciones, prácticamente todas.
De ahí el ofrecimiento de Altamirano, a nombre de la actual administración: “nuestro compromiso es, y lo vamos a cumplir, darle a Puebla el sitio que merece. Ser líder agroalimentario y cambiar la vida para bien de las y los productores poblanos”.

El sitio del estado

El ofrecimiento de Miguel Barbosa no se ve sencillo. Puebla, de acuerdo con el valor de su producción agropecuaria, ha estado por debajo de la media de las 32 entidades federativas en los últimos 15 años, al menos.
Salvo excepciones que se reflejan en la calidad del café, algunas especies de flores, amaranto, hortalizas, huevo y ganado porcino, la entidad ha batallado para colarse en los primeros cinco lugares del país, en calidad y cantidad, de distintos productos agrícolas y en ganadería.
Los análisis de las dependencias federales, estatales y organismos como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), así lo muestran.
De ahí la que pareciera una premura por generar montos históricos para el sector.
En lo que va de este 2020, es decir, enero y lo que va de febrero, “85 municipios de 10 regiones del estado han sido beneficiadas con apoyos por más de 200 millones de pesos”.
“El objetivo es fortalecer las cadenas de producción de café, maíz, aguacate, durazno y ganado”, describió la SDR en un comunicado.

Rescate mezcalero

Un ejemplo de la estrategia de la actual administración está reflejada en su reciente estrategia de rescate de la producción de agave y la tradición mezcalera.
Para este fin, la Secretaría de Desarrollo Rural invirtió 15 millones de pesos, para 68 iniciativas que están dirigidas al cultivo y producción del agave, así como la promoción y comercialización del mezcal.
Los recursos vienen de programas de Concurrencia con las Entidades Federativas y Proyectos de Desarrollo Territorial (Prodeter).
Además de lo anterior, en los municipios de Cuayuca de Andrade, Huehuetlán el Grande y Tepexi de Rodríguez se se destinaron 13 millones 500 mil pesos, en favor de los productores de agave mezcalero, para material vegetativo, cercados perimetrales, equipamiento de las unidades de producción e investigación a cargo del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias.
Asimismo, se busca que 40 productores de la entidad obtengan la Certificación del Consejo Regulador del Mezcal, la que les permitirá utilizar la Denominación de Origen del Mezcal, en los 116 municipios comprendidos en la región geográfica protegida del estado de Puebla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *