Palabras Más / Trucos de ilusionistas

Nacional Últimas noticias

Tenemos un límite,

uno muy desalentador,

un límite humillante: la muerte.

Umberto Eco

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Entre las cualidades que demuestra López Obrador, además de ser un gran histrión están las de prestigiador, una persona que hace juegos de manos y otros trucos de magia, en especial si se dedica a ello profesionalmente y en eso se han convertido las mañaneras y prácticamente toda la 4T, como no hay resultados en todos los frentes optan, además de la narrativa optimista sin fundamento pues como en los mejores tiempos del PRI, montar historias que a final del sexenio se desinflan.

Historias de estas hay varias en la actualidad. Pero una de las más icónicas, sin duda es la de Joaquín Hernández Galicia, conocido como «La Quina», líder del sindicato de Pemex, quien fue detenido en enero de 1989 por orden de Carlos Salinas de Gortari, se le acusó de homicidio calificado, acopio y almacenamiento de armas para uso exclusivo del Ejército, introducción ilegal de aeronaves con valor superior a los 10 millones de dólares, evasión fiscal por más de 3 mil 500 millones de pesos y por atentar contra la seguridad nacional, dejó la prisión en 1997 con Ernesto Zedillo Ponce de León.

Luego del error de diciembre de 1994 que Salinas le endilgó a Zedillo vino la ruptura y con ello el encarcelamiento del hermano incómodo Raúl Salinas de Gortari. Fue el 28 de febrero de 1995 cuando fue detenido por supuesto enriquecimiento ilícito, este personaje sumó alrededor de 50 averiguaciones previas en su contra en 18 años, entre ellas por la presunta autoría intelectual del homicidio de José Francisco Ruiz Massieu, su cuñado y ex secretario general del CEN del PRI, lavado de dinero producto del narco, pero al terminar el sexenio la presión cedió y con el regreso del nuevo PRI y Peña Nieto fue exonerado en julio de 2013 y se le descongelaron sus cuentas bancarias sin más ni más.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto fue encarcelada Elba Esther Gordillo, la lideresa magisterial con más poder y dinero. Unos días antes la profesora se reunió en Los Pinos con Peña, comieron, brindaron y ella lo llamaba “amigocho”, pero la tarde del 26 de febrero de 2013 fue detenida por los cargos de lavado de dinero y delincuencia organizada, aunque un tribunal canceló el proceso porque las pruebas presentadas en el juicio no acreditaron su responsabilidad en los delitos, estuvo encerrada todo el sexenio peñista y obtuvo su libertad cuando López Obrador llegó a la presidencia, se comenta que puso a su disposición el poder que le quedaba para operar el triunfo de la 4T.

Cuando la tormenta se le vino encima a Peña Nieto por la obscena corrupción, se destapó el escándalo de la “Estafa Maestra” supuestamente autoría de Rosario Robles, entonces Peña Nieto dijo «Rosario, no te preocupes» y la dejaron sola, así Robles Berlanga fue detenida el 13 de agosto de 2019, acusada del ejercicio indebido del servicio público cuando se desempeñó como titular de la extinta Sedesol y después en la Sedatu. Rosario fue incondicional de Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador. Su hija Mariana Moguel me dijo en entrevista que eso era “venganza y no justicia”. Hace unos días Robles recobró su libertad. A esto se suma el asunto de Emilio Lozoya, quien contaba con el apoyo de López Obrador, pero finalmente al exhibirse en un lujoso restaurante no hubo más que detenerlo por el caso Odebrecht y Agro Nitrogenados.

La tarde del viernes pasado, los medios de comunicación y las redes sociales se inundaron con la noticia de la detención de Jesús Murillo Karam quien fuera procurador de Peña Nieto y constructor de “la verdad histórica” que supuestamente explica que sucedió con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, enfrenta cargos de desaparición forzada y tortura, el caso apenas comienza pero el exfuncionario priista permanecerá en prisión en un caso que va a generar mucha polémica, van a sacar raja política para las campañas que ya están en puerta. Que conste que los casos que menciono más arriba no es una lavada de cara o decir que no son culpables, simplemente pretende ilustrar la vieja practica del “gatopardismo”, hacer como que todo cambia y exaltar logros que no existen, así lo hizo el PRI y así lo hace Morena, ojalá sea verdaderamente un tema de justicia… pero mejor ahí la dejamos, mañana le seguimos.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.