La Obra del NAIM Hasta el Último Minuto del Mandato de Peña

La Obra del NAIM Hasta el Último Minuto del Mandato de Peña

(Redacción DM) Continuará la obra del Nuevo Aeropuerto hasta el 30 de noviembre, indicó Enrique Peña Nieto al fijar su postura sobre la consulta y sus resultados.

A fin de no afectar, ni dejar de cumplir las condiciones establecidas, los bonos que se emitieron para el financiamiento de este proyecto, durante la actual Administración, es decir de aquí al 30 de noviembre, no se realizará modificación alguna, ni a la concesión, ni a la ejecución del proyecto del nuevo aeropuerto, subrayó el presidente saliente y artífice de la obra.

“Durante los últimos años, hemos sido claros acerca del valor y la relevancia de esta obra para el país”, acotó.

Precisó: “ante el anuncio realizado, quisiera fijar con toda claridad la posición del Gobierno de la República, con referencia al alcance de estas decisiones, de concretarse después, o a partir del 1º de diciembre, en el que tomará la estafeta en el Gobierno, el Gobierno electo de nuestro país”.

De mantenerse la decisión de cancelar la obra, a partir del 1º de diciembre, el próximo Gobierno tendrá que hacer frente al pago de compromisos, los cuales, probablemente requerirán el uso de recursos fiscales adicionales al impuesto que pagan los usuarios del aeropuerto, el TUA, como ya fue explicado a mayor detalle por el Director General del Grupo Aeroportuario esta mañana, advirtió Peña Nieto, desde un acto oficial.

“El Gobierno de la República será respetuoso de las decisiones que, en ejercicio de sus atribuciones, le correspondan a la próxima Administración, y continuará hasta el 30 de noviembre, llevando un proceso de transición cordial y respetuoso”, dejó claro el priista.

“Este Gobierno, como aquí lo he dejado claramente establecido, está resuelto a mantenerse en los compromisos que se asumieron para la edificación de este importante proyecto aeroportuario.

“Y, repito, corresponderá a la próxima Administración tomar las decisiones que defina y anuncie”, insistió en todo momento.

Advirtió de los riesgos: (hay que) “anticipar que eventualmente haya que prepagar los bonos emitidos para la financiación de este proyecto, y probablemente, esto demandará de recursos fiscales adicionales a los que han venido financiando el proyecto, que es el impuesto que pagan los usuarios del Aeropuerto actual de la Ciudad de México, el TUA, que es la fuente principal de financiamiento al proyecto aeroportuario que se ha venido edificando”.

Por último, reiteró: “este Gobierno será respetuoso de cualquier decisión que se tome en el futuro; y en este periodo de transición, ya próximo a concluir, seguiremos actuando con estricta colaboración, con respeto a las decisiones y con la mayor cordialidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.