¡Dos de Octubre No se Olvida!

Se cumplen 50 años de la Matanza de 1968

¡Dos de Octubre No se Olvida!

(Redacción DM) Hoy en México se recuerda el 50 aniversario de la Matanza del 2 de Octubre en la Plaza de Tlatelolco a manos del ejército y ordenada por civiles.

Previo a los Juegos Olímpicos, la Ciudad de México se encontraba convulsionada por una serie de movilizaciones de estudiantes de las diferentes escuelas del Instituto Politécnico Nacional y de la Universidad Nacional Autónoma de México que exigían mayores libertades democráticas. Dicho movimiento iba ganado adepto en todo el país.

Los años y los meses previos a esta fecha icónica, estuvieron marcados por una serie de movimientos, desde magisteriales como de médicos, pasando por los ferrocarrileros, lo que produjo, represiones previas y presos políticos como Valentín campa y Demetrio Vallejo. Todo esto a finales de la década de los años 50 y todo el decenio de los 60.

La tarde noche del 2 de octubre de 1968, miles de estudiantes se reunieron para realizar un mitin en la Plaza de la Tres Culturas, en la emblemática zona de Tlatelolco con la intención de dar a conocer un pliego petitorio de seis puntos al gobierno de Gustavo Díaz Ordaz.

En Punto de las 6:10 de la tarde, un helicóptero lanzó una bengala sobre la plaza, después comenzaron a surgir disparos desde lo alto de los edificios.

Se generó una confusión bien coordinada y los integrantes del Ejército (presentes en la concentración) se unieron a los disparos con tan funestos resultados.

No se conoce a ciencia cierta cuántos estudiantes y civiles murieron, se contabilizan cientos, hubo miles de detenidos.

La orden la dieron las más altas esferas del Gobierno encabezado por el presidente Gustavo Díaz Ordaz y su secretario de Gobernación, Luis Echeverría.

El Pueblo de México acuñó la frase: “¡Dos de Octubre No se Olvida!”. Sigue presente de generación en generación.

La multitud se dispersó y varias personas buscaron refugiarse en los edificios que rodean a la plaza.

A las horas siguientes al inicio de la masacre, agentes militares y policiacos realizaron cateos y detenciones ilegales de manifestantes dentro de varios departamentos de Tlatelolco.

Se supo que quienes iniciaron los disparos el 2 de octubre fueron miembros del Batallón Olimpia, un grupo de agentes del gobierno federal.

Hay que recordar que estudiantes de la UNAM y el IPN formaron un frente común, que incluía a la mayoría de las escuelas de nivel superior y medio superior del país, con demandas de democratización y a favor de los derechos civiles.

Se integró el Consejo Nacional de Huelga (CNH) para coordinar las protestas de estudiantes y académicos afines al movimiento.

La Ciudad Universitaria se encontraba ocupada por el ejército desde el 18 de septiembre de ese 1968.

ESTOS ERAN LOS SEIS PUNTOS DEL PLIEGO PETITORIO

  1. Libertad de todos los presos políticos. Es decir, de los estudiantes y activistas detenidos por manifestarse.
  2. Derogación del artículo 145 del Código Penal Federal. Ese artículo regulaba los delitos de disolución social, que se entendían como la difusión de ideas que perturben el orden público o afecten la soberanía nacional.
  3. Desaparición del cuerpo de granadores. Este grupo policial participó en varios actos de represión estudiantil previos al 2 de octubre.
  4. Destitución de los jefes policiacos Luis Cueto y Raúl Mendiolea. En 1968, eran respectivamente el jefe y el subjefe de la policía capitalina y quienes habían tenido roces con los estudiantes en varias ocasiones.
  5. Indemnización a las víctimas de los actos represivos. Antes de la masacre de Tlatelolco, ocurrieron varios enfrentamientos que dejaron estudiantes muertos.
  6. Deslinde de responsabilidades de los funcionarios involucrados en actos de violencia contra los estudiantes y establecer un diálogo público entre autoridades y el CNH para negociar las peticiones.

Las Prensa calló en ese momento y se puso del lado del Gobierno Federal. Estudiantes gritan desde entonces: ¡Prensa Vendida!

Salvo algunos medios como el semanario: Porque Qué? de Mario Menéndez Rodríguez dieron cuenta de los acontecido. Aquí la foto de su portada. Esto le costó persecución.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *