Alcaldes de Todo el País Apoyan Guardia Nacional, Pero Con Mando Civil

Segundo Día de Audiencias en Cámara de Diputados por Seguridad

(Redacción DM) Coinciden alcaldes nacionales que la Guardia Nacional debe estar encabezada por y un mando civil y no militar y piden respetar las competencias de los diferentes órdenes de gobierno y definir claramente la participación de las fuerzas armadas, su temporalidad y margen de acción.

Durante el segundo día de las Audiencias Públicas sobre la Guardia Nacional en la Cámara de Diputados, el presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes, Enrique Vargas del Villar, reconoció que la seguridad es el reclamo más importante de la ciudadanía; por ello manifestó apoyo a la creación de la Guardia Nacional, pero con los ajustes que den mayor certeza jurídica y claridad en su operación.

Afirmó que los presidentes municipales no buscan deslindarse de las tareas de seguridad, “más bien proponemos un mando mixto y apostar por la prevención, así como fortalecer los fondos destinados a este rubro”; sin embargo, dijo, en la propuesta del Ejecutivo no se plantea apoyar a policías locales.

El alcalde de Guadalajara, Jalisco, Ismael del Toro Castro, sostuvo que es prioritario hacer todo lo necesario para que la violencia se detenga y vuelva la paz a las colonias, además de acabar con la infiltración de la delincuencia en instituciones de seguridad.

No obstante, externó su preocupación porque el dictamen apunta a relegar a las policías municipales y se apuesta todo a un mando militar. Y agregó que la propuesta sólo se enfoca en sanciones y no a generar instrumentos para eficientar el trabajo de corporaciones locales.

“Nos preocupa la centralización y la invasión a atribuciones; es importante respetar el pacto federal”, señaló.

La presidenta municipal de Puerto Morelos, Quintana Roo, Laura Lynn Fernández Piña, recalcó que la inseguridad es el principal problema de México, y los gobiernos municipales deben acompañar las propuestas federales y estatales.

Sin embargo, se pronunció por no militarizar la seguridad pública, sino apoyarse en las fuerzas armadas en una etapa y con acotamientos. “No se pueden otorgar todas las competencias, recursos y facultades a un cuerpo militarizado, porque representaría un riesgo para los derechos de las personas”.

Francisco Javier Castellón Fonseca, alcalde de Nayarit, planteó reforzar las capacidades de las policías, principalmente en materia de disuasión a delitos comunes, que son atendidos por corporaciones locales y ministerios públicos. Aunque estimó que las faltas menores forman parte de la misma cadena delictiva que comienza desde un cártel del crimen organizado.

“De lo que se trata es atender una estrategia fallida, sobre todo porque se han agudizado todos los problemas en el rubro de seguridad”, añadió.

Raúl Morón Orozco, alcalde de Morelia, Michoacán, enfatizó la mala coordinación con el gobierno estatal. “En nuestro caso, existen problemas de huachicoleo y nos hemos ayudado de cuerpos federales, pero requerimos una policía municipal óptima y con mayor capacidad de fuerza”.

Laura Beristain Navarrete, presidenta municipal de Playa del Carmen, Quintana Roo, resaltó la importancia de fortalecer a las corporaciones de las localidades que son atractivos turísticos relevantes. “De concretarse, la Guardia Nacional deberá coordinarse con las instituciones de seguridad de los otros órdenes de gobierno”.

Agregó que hasta el momento no se ha respetado la autonomía de los ayuntamientos, ni hay diálogo con el gobernador de su estado. Pidió que se destinen más recursos para profesionalizar a las corporaciones.

María Eugenia Campo, alcaldesa de Chihuahua, Chihuahua, subrayó que la seguridad pública es la primera preocupación de la ciudadanía pero también de los presidentes municipales, porque frena el desarrollo. “Sin embargo, si no se escucha a quienes conocemos las necesidades sociales, locales, no se podrá enfrentar la inseguridad”.

Hay que realizar un trabajo específico en cada entidad; es decir, “no necesitamos una Guardia Nacional con una visión completamente externa de lo que realmente pasa en cada lugar. Entendemos que hay políticas públicas que sí funcionan, pero hay que dejar a los municipios implementar sus recetas”.

Mientras que Zeferino Salgado Almaguer, alcalde de San Nicolás de los Garza, Nuevo León, pidió respaldar el proyecto de la Guardia Nacional porque, pese a que las condiciones son diferentes en cada lugar, se trata de garantizar que exista algo en qué apoyarse.

“Hay que entender que se trata de garantizar la tranquilidad de la ciudadanía y no de cargos que duran algunos años”. Invitó a voltear a ver a Nuevo León, que ha vivido “etapas oscuras por la violencia”, para entender por qué tiene que crearse ese nuevo cuerpo de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *