Nuevo Giro en el Caso Ayotzinapa; uno de los 43 era informante del Ejército

Exigen Organizaciones Sociales “Toda la Información”

(Redacción DM) El día de ayer miércoles 13 de marzo, se hizo público un video sobre Julio César López Patolzin uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, en el que se demuestra que se trató de un miembro activo del Ejército.

Por su parte, un colectivo de organizaciones sociales, encabezadas por Serapaz, Tlachinollan, Fundar, y el Centro Pro exigieron de forma inmediata de todas las dependencias la información en su poder para el esclarecimiento pleno del paradero de los 43 estudiantes.

Serapaz, precisó que los “videos confirman que Ejército no ha entregado toda la información del caso Ayotzinapa; que tiene información que no ha dado a Fiscalía General de la República.

Añadió que el Ejercito mexicano se infiltró deliberadamente a la Normal y que le ocultó información al GIEI y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En una investigación del reportero Humberto Padgett, difundida en el espacio de Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, se dejó claro como López Patolzin realizaba trabajos de inteligencia para la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desde la Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”.

El video, fechado el 29 de septiembre de 2014, en él, se observa a la madre de Julio César, Joaquina Patolzin de la Cruz, siendo notificada de la probable muerte de su hijo por Gregorio Espinoza Toledo, Coronel de Infantería Diplomado del Estado Mayor.

“Nosotros seguimos buscando a ver por dónde y dónde nos manden ahí iremos. Puede venir su hermano también a darle seguimiento a la situación”, le informa el castrense a los deudos.

Padgett detalló todo el video, incluso el momento en que le entregan recursos a los papas de Julio César, del que dijo: “Era un infiltrado en Ayotzinapa”.

Las reacciones

Por su parte, en un comunicado conjunto, las organizaciones Serapaz, Tlachinollan, Fundar, y el Centro Pro, manifestaron que se confirma la Secretaría de la Defensa Nacional no entregó ni ha entregado toda la información con que cuenta sobre el caso de los normalistas.

En su texto las organizaciones precisaron que se confirma “que el Ejército cuenta con información adicional sobre el caso que a más de cuatro años y medio de los hechos no se ha brindado a la Procuraduría General de la República (PGR), ni mucho menos se ha dado a conocer a las familias y a sus representantes legales, siendo innegable que el material revelado hoy fue grabado en instalaciones militares y proviene de una grabación de personal del Ejército. En este sentido, destacamos que el Coronel que aparece en el material no ha rendido declaración alguna en el caso y la muestra de sangre extraída por personal castrense a la madre del estudiante Julio César López Patolzin, no obra en los expedientes de la PGR, lo cual sugiere la posible existencia de una investigación paralela en el ámbito militar”.

En su punto número dos, expresaron: “confirman que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) practica la infiltración en la Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”, pues en el video aparentemente se reconoce una relación entre el estudiante Julio César López Patolzin y el Ejército para la realización de labores de inteligencia. Inclusive, según fue reportado, en reconocimiento de este vínculo la SEDENA habría brindado algún tipo de asistencia a la familia del estudiante sin que esto fuera del conocimiento de las autoridades civiles ni de los representantes de las familias. Para las organizaciones, es fundamental subrayar que la posible confirmación de este vínculo no deslegitima en modo alguno la exigencia de los familiares de Julio César de conocer el paradero de su hijo”.

En su punto tres detallaron: “confirman que las Fuerzas Armadas han ocultado información relevante al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) e incluso a la Comisión Nacional de los derechos Humanos (CNDH), pues estos videos nunca fueron brindados a dichas instancias. Es menester recordar la negativa en el sexenio pasado a que las y los expertos realizaran entrevistas directas a los elementos militares y la resistencia castrense a entregar material de inteligencia completo. Sobre el particular, la SEDENA incluso proporcionó información distorsionada a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), pues le reportó que Julio César López Patolzin ´contaba con autorización para realizar estudios en instituciones educativas civiles´, lo que no se refleja en el video pues éste da cuenta de una relación laboral activa para fines de inteligencia. En este contexto, el material de hoy viene a confirmar la urgente necesidad de que en esta nueva etapa se investigue a profundidad el papel de las Fuerzas Armadas en los hechos”.

Finalmente, destacaron: “para las familias y sus representantes, es innegable que todas las dependencias deben brindar ya, sin pretextos ni dilaciones, toda la información en su poder que sea relevante para el esclarecimiento pleno del paradero de los 43 estudiantes, tal y como se ordena en el Decreto presidencial por el que se instruye establecer condiciones materiales, jurídicas y humanas efectivas, para fortalecer los derechos humanos de los familiares de las víctimas del caso Ayotzinapa a la verdad y al acceso a justicia, signado, entre otras autoridades, por el Presidente de la República, la Secretaria de Gobernación, el Secretario de la Defensa Nacional y el Secretario de la Marina”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *