La memoria de la Puebla oprimida y el casi encuentro rival: Barbosa en la BUAP

Batalla por Puebla

Me enfrente al morenovallismo “sin vacilar, sin echarme para atrás, sin bajarle la mirada”, dijo el candidato de Morena

(Álvaro Ramírez V. para DM) Estuvieron a no más de cinco metros, pero los separó una reja y una nube de cámaras y grabadoras no les permitió verse, para lazarse cara a cara sus respectivas acusaciones.

Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta, el candidato de Juntos Haremos Historia en Puebla (Morena, PT y PVEM), puntero en el proceso extraordinario por la gubernatura, daba una entrevista colectiva tras su diálogo con integrantes del Consejo Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), en el edificio Carolino, del Centro Histórico de la capital poblana, cuando Enrique Cárdenas Sánchez, el abanderado en común de PAN, PRD y MC, llegó al recinto y fue conducido a una sala aledaña al Salón Barroco, en donde tendría su turno en este ejercicio.

Antes y ante los consejeros universitarios, Barbosa había traído el recuerdo de los días oscuros del pasado reciente, en que debió enfrentar al morenovallismo, en una Puebla sin libertades plenas.

La referencia, de las muy pocas que ha hecho sobre ello, la trajo desde la memoria reciente, de los últimos ocho años, para recordar cómo se dio su candidatura en 2018 y para ofrecer que en su gobierno habrá libertades y sociedad de derechos.

Nunca más, dijo, “el poder público será para la venganza o para hacer el mal… La política y los políticos deben dignificarse”.

Narró que el año pasado, luego de sumarse un año antes al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y expresar su respaldo a Andrés Manuel López Obrador, se construyó su candidatura, pues el hoy Presidente de la República “me quería para enfrentarme al difunto y en paz descanse Rafael Moreno Valle. Y que me iba a enfrentar sin vacilar, sin echarme para atrás, sin bajarle la mirada; y así lo hice”.

Cárdenas, el candidato-turista

La participación de Barbosa abordó muchos temas y respondió las preguntas de los integrantes del Consejo Universitario.

Ofreció que en su administración estatal habrá recursos suficientes para la Máxima Casa de Estudios del estado y que Puebla regresará a la normalidad política, democrática, social y económica, para generar las condiciones que transformen el poder público.

Luego y mientras el abanderado aliancista (PAN, PRD y MC) Enrique Cárdenas pasaba a unos metros de él, Barbosa ofrecía una entrevista y fustigaba a su contrincante, quien va en un lejano segundo lugar, a 30 puntos de distancia, de acuerdo con las últimas mediciones demoscópicas.

Con ironía, el oriundo de San Sebastián Zinacatepec cuestionó la identidad poblana de Enrique Cárdenas Sánchez, quien nació en Torreón, Coahuila, en 1954.

“Cada quien hace la campaña que quiere y que puede… Si para don Enrique es sorprendente que los zacapoaxtlas hayan participado en 1862 y se tome fotos como turista, pues es cosa de él. Si apenas se enteró que hay 5 de Mayo en Puebla es cosa de él”, dijo sobre el proselitismo que realizó su rival durante el desfile cívico-militar del domingo.

“Yo he ido al encuentro de más de 300 mil poblanos en todo el estado. Ayer (domingo) muchos de ustedes estuvieron conmigo en la Sierra Negra, en donde miles de paisanos míos, soy de allá, soy gente de allá… A ver, que venga a oler a qué sabe un poblano de a de veras”, retó a Cárdenas.

Sobre el debate que organiza el Instituto Nacional Electoral (INE) para el próximo domingo 19 de mayo, Luis Miguel Barbosa adelantó que a Cárdenas “lo voy a hacer trizas al chismosillo” y lamentó que su adversario haya emprendido una campaña de mentiras en su contra.

Fueron sólo unos metros, pero el cara a cara no se dio. Ese tendrá que esperar al 19 de mayo, también en la BUAP, pero en su recinto cultural de la zona de Atlixcáyotl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *