Exige la Iglesia Católica Acciones Concretas Contra la Inseguridad en la Capital

Levanta la voz el Arzobispo Aguiar Retes; que las autoridades hagan un “esfuerzo adicional”

Condenan muerte de Norberto y de Leo Avendaño, así como de otras víctimas

(Redacción DM) La Iglesia Católica de la Ciudad de México demandó acciones concretas para frenar la inseguridad, luego de conocerse la muerte del joven seminarista Leonardo Avendaño y previamente la de Norberto Ronquillo.

En voz del Arzobispo Primado, Carlos Aguiar Retes el clero aseguró que “el incremento de la violencia y la inseguridad en la Ciudad de México reclama de toda la sociedad acciones concretas para frenar este grave problema”.

A través de un mensaje distribuido por sus plataformas de comunicación, Aguiar Retes sostuvo que: “Los gobernantes están llamados a un esfuerzo adicional al que vienen realizando, para cumplir con uno de los elementos esenciales de su razón de ser: dar los gobernados las condiciones necesarias para vivir seguros y en paz”.

El influyente purpurado aseguró que “los lamentables hechos cotidianos en las calles, el transporte público y en cada vez más espacios de la zona metropolitana de la capital del país lastiman también a la Iglesia toda -jerarquía y laicos- que son vulnerables y solidarios como cualquier ciudadano”.

La plataforma Desde la Fe de la Iglesia Católica contextualizó los hechos: “el pasado 10 de junio fue hallado sin vida el cuerpo del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo, tras permanecer secuestrado durante varios días; además, este jueves se confirmó el fallecimiento de Leonardo Avendaño, estudiante de la maestría en Psicoterapia Psicoanalítica en la Universidad Intercontinental”.

El arzobispo fijó postura: “la Arquidiócesis de México se duele profundamente, una vez más, por los crímenes que quitaron la vida a Norberto Ronquillo y Hugo Leonardo Avendaño, al igual que por los hechos de injusticia y violencia que lastiman a las familias de muchos otros mexicanos, cuyos casos quedan en el anonimato, ocultados muchas veces por un pesado manto de corrupción, impunidad y desconfianza, de indiferencia institucional o de incapacidad desde el gobierno, tanto en el fomento de valores, como en la promoción social o en la impartición de justicia”.

Por otro lado, el Arzobispo Primado de México se comprometió a trabajar junto con las autoridades y organizaciones, y a generar una pastoral específica para ayudar en la pacificación de las zonas de mayor violencia en la Ciudad de México.

Asimismo, convocó a todos los sacerdotes de la Arquidiócesis a que, ayer jueves a las 19:00 horas, pusieran en las intenciones de la Misa a todas las víctimas de la violencia.

“Hemos procurado estar cerca y ser solidarios con los familiares de muchas víctimas. Nuestra Arquidiócesis hace un llamado fraterno a los fieles católicos a unirse en oración por el eterno descanso de Norberto, de Leonardo y de todas las víctimas, para que el Señor traiga consuelo a sus familiares y amigos, y para que oriente a nuestras autoridades en el combate eficaz y decidido contra la inseguridad, la injusticia y toda forma de violencia criminal”, puntualizó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *