Desabasto en el Valle de México

Crisis Mediática por la Falta de Combustible

(Redacción DM) El desabasto de combustible llegó al Valle de México, primero fue el estado de México y finalmente la Ciudad de México, que cerró lentamente varias estaciones de servicio, hasta que, por la noche, las largas filas se hicieron presentes por el pánico ante la falta del suministro de energéticos.

Todo lo anterior, ante los esfuerzos de integrantes del Gobierno Federal, por minimizar la falta de los productos y una aguda crítica en redes sociales, por un problema que sólo era en algunos estados y ahora tocó al centro de la República, atribuido a la lucha contra el “huachicoleo”.

Sí hay gasolinas, el problema era cómo distribuirla, dijeron, desde el Presidente Andrés Manuel López Obrador, su vocero, Jesús Ramírez Cuevas y sus seguidores en la web.

Durante el día en el Edomex, se reportaban el cierre de al menos, 193 gasolineras en 14 municipios: Toluca, Metepec, Zinacantepec, Almoloya de Juárez, Lerma, San Mateo Atenco, Ocoyoacac, Calimaya, Xonacatlán, Rayón, Mexicaltzingo, Chapultepec, Tenango del Valle, Tianguistenco.

Ya para la tarde, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Naucalpan, Tlalnepantla y Coacalco, comenzaron a cerrar.

En la Ciudad de México, durante la mañana corrió la información de los cierres, más tarde, ya se ubicaban en mapas el desbasto de gasolineras en las delegaciones Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Coyoacán y Benito Juárez, en el corazón político y económico de la capital.

El discurso oficial en todo momento fue el siguiente:  debido a los ajustes de logística para combatir el robo de combustibles realizados por Petróleos Mexicanos (Pemex), algunas estaciones de servicio de la capital del país se quedaron sin algunos hidrocarburos como las gasolinas Magna, Premium y Diesel.

Pemex exhortó a la población que habita en la CDMX y el área Metropolitana a no realizar compras de pánico, ni caer en especulaciones de escasez de combustible.

En un comunicado, Pemex afirmó que en la CDMX no hay desabasto de gasolina, asimismo reiteró que se cuenta con el suficiente producto en las Terminales de Almacenamiento y Despacho para abastecer de combustible a todo el país, e indicó que la situación que se vive en algunas regiones sólo es por un ajuste logístico.

Mediante un comunicado, la paraestatal explicó que en “un esfuerzo conjunto del Gobierno de México y 15 dependencias federales, Petróleos Mexicanos trabaja arduamente en erradicar el robo de combustible, al interior y fuera de la empresa”.

Seguiremos, añadió, implementando las acciones necesarias para acabar con la corrupción y la impunidad e hizo un llamado a la sociedad para denunciar el llamado “huachicol”, a través del número 01800 228 9660, y al correo vigilante@pemex.com.

Crisis mediática

Ayer, la administración lopezobradorista enfrentó durante todo el día, una crisis mediática por el desabasto de combustible en todo el país, por lo que reiteradamente salió a decir “que sí hay gasolinas”, pero el problema es la distribución, debido al combate al huachicoleo, situación que fue replicada por sus seguidores en redes sociales.

Por la mañana el Jefe del Ejecutivo, indicó que existe suficiente combustible en el país, por lo que no hay un problema de abasto nacional, sino que es “una situación especial de distribución que estamos normando para evitar el robo.

Por la tarde, el coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, llamó a los ciudadanos a evitar la desinformación, estar atentos a los comunicados oficiales sobre la distribución de combustibles y no alimentar especulaciones.

Reiteró que existe combustible suficiente para abastecer la demanda nacional y a la brevedad se restablecerá el suministro de gasolina.

Mediante su cuenta en Twitter @JesusRCuevas, subrayó que siguen los esfuerzos del gobierno para terminar con el robo de combustibles, al tiempo que Petróleos Mexicanos (Pemex) está en comunicación con los gobiernos estatales afectados. “Les pedimos no alimentar especulaciones. Su apoyo es central”, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *